3 de marzo de 2012

Viaje al Nordkapp

Un grupo de miembros del Moto Club Zona Estival estuvimos preparando durante unos cuantos meses este fantástico viaje de diecisiete días ida y vuelta a Nordkapp (Cabo Norte, Noruega), con el esfuerzo que eso conlleva, nervios, emociones, tiempo, ilusiones y por supuesto los preparativos para tal evento, que como os podéis imaginar son muchos, todo mezclado con los quehaceres cotidianos.

Así pues os dejamos una pequeña crónica del viaje, pero que como todo en esta vida, hay que vivirlo y sentirlo. Con estas líneas solo pretendemos animar a los que no han realizado un viaje así a que se animen, todo es proponérselo en serio, subirse a la moto y arrancar. 

En esta aventura intervienen los miembros del Moto Club Zona Estival

Maite "Maite the Bike" - BMW R1200GS
Miguel "Mike the Bike" - BMW R1200GS 
Pedro "Peter Farquhar" - Kawasaki ZRX1200S 
Francesc "Phil Read" - Honda CBR600 
Enri "Rodillator" - Kawasaki ZXR750 

Partimos de que este tipo de viajes se suele realizar en 20 o 22 días aproximadamente, pero nosotros nos lo tuvimos que plantear en realizarlo en 17, sobretodo por temas laborales, aunque finalmente se terminaría realizando en solamente 16 días.

Durante varios meses estuvimos plantando y replanteando los sitios que queríamos visitar, o que nos gustaría visitar, la mejor ruta, las alternativas, los pros y los contras, pero siempre teniendo en cuenta que no podíamos desviarnos demasiado de la ruta hacía nuestro verdadero objetivo, el Nordkapp.
Ahí es donde apareció nuestro amigo y miembro del Moto Club, David "Mr. Remus", que ni corto, ni perezoso salta y dice tan tranquilo: ¿Por qué no cogéis el tren que sale de Narbonne (Francia)?.
¿Comoooo?, ¿Qué dices, que nos podemos evitar el cruzar Francia y Alemania por las aburridas autopistas que no tienen ningún atractivo y encima ahorrar fuerzas, neumáticos, tiempo,...?. Eso hay que verlo.
Y así es; existe un tren que sale desde el sur de Francia, en el que cargas tu moto, y que además tiene diversas paradas por Alemania.
Total que sales de España camino de la estación, medio día de trayecto, te subes por la tarde en el tren, y apareces en la otra punta de Alemania 24 h más tarde. ¿Cuanto tardarías en hacerlo por carretera?, demasiado para el poco tiempo que tenemos.


30 de Junio del 2007
Tarragona -> Narbonne

El viaje dio comienzo el 30 de Julio del 2007 a las 8.30 h desde la Rambla Nova de Tarragona, pero una avanzadilla, nuestro amigo Enri "Rodillator" de Sevilla y miembro del Moto Club, salió de su ciudad solo dirección a Assen para asistir al Gran Premio de Holanda (días más tarde ya nos encontraríamos en Rostock, Alemania). 
En este primer tramo del viaje un pequeña perdida de aceite en su Kawasaki le obligaría a realizar una parada en un taller en Francia, con el consecuente retraso, pero sin más consecuencias.

El resto de miembros del Moto Club Zona Estival: Peter, Mike y Phil, salimos de Tarragona para hacer nuestra primera parada en Narbonne (Francia), dónde cogemos el tren que nos llevará descansados hasta Hamburgo (Alemania), no tiene mucho sentido cruzar nuevamente toda Francia con el desgaste que supone, tanto mecánico, como físico, y menos en un viaje dónde el destino estaba tan lejos.
Maite que por temas laborales no puede venir con nosotros y cogerá el avión varios días más tarde hasta Helsinki (Finlandia). 

Aún saliendo tan temprano el calor hace buen acto de presencia sobretodo en la zona de Girona y sur de Francia, y hace la jornada pesada por las aburridas autopistas. Damos una vuelta por Narbonne y comemos cerca de la estación de tren, ya que alrededor de las 16:30 h tenemos que estar en los andenes para subir las motos. 

La primera gran noticia llegó ese mismo día, ya que los productores del programa "Historia Sobre Ruedas", han estado filmando en Assen la jornada de entrenos, y donde nuestro amigo Enri ha sido el gran protagonista. Este mismo programa nos haría un seguimiento del viaje por Finlandia, Suecia y Noruega, pudiendo ver también la salida del resto del grupo que salíamos desde Tarragona. El reportaje total del viaje lo compondrían cuatro capítulos del programa de TVE. 


1 de Julio del 2007
Narbonne -> Hamburgo

El segundo día de esta aventura tan fascinante del Moto Club Zona Estival estaba reservada en cruzar toda Francia, lo que transcurrió sin más incidencias vagón arriba, vagón abajo. 

Estábamos realmente emocionados, y la jornada transcurrió contando chistes y disfrutando de un paisaje diferente; el paisaje desde un lugar diferente al que estamos acostumbrados... desde nuestras motos.

Recordando nuestra salida de ayer desde Tarragona, y aunque no nos veamos el próximo jueves en la TVE1, nos seguirán grabando, ¡¡¡será espectacular vernos en la tele a nuestro regreso!!!, y por cierto, comentar que el trato que nos está dando la productora es excepcional, y desde aquí aprovechar para enviar un saludo a Anna, la reportera que grabó a Peter en su casa, y al que acompañó en su moto hasta el punto de partida, donde nos grabó también al resto del grupo durante esos últimos minutos de emoción en Tarragona


2 de Julio del 2007
Hamburgo -> Rostock 

Por fin el tren se detiene, hemos llegado a Hamburgo y aunque no hayamos descansado realmente, nos disponemos a desembarcar las motos en una estación que más que estación, parece un centro comercial (una cosa rarísima). Ya estamos en el norte de Europa y empezamos a notar el frío; aunque como expertos de la carretera, ya nos previnimos adecuadamente con prendas de abrigo para plantarle cara a un tiempo inimaginable en España en estas fechas. 

Hamburgo, la bella ciudad del norte alemán, que nos da tiempo de visitar una horas, nos ha fascinado a unos más que otros, sobretodo por la zona llamada St. Pauli (ríanse ustedes de la zona roja de Amsterdam). 

Después de un rato de autopistas libres de velocidad alemanas (puffff!!! alucinante no sentirte un criminal), llegamos al puerto de Rosctock, donde al cabo de unas horas Enri "er zevillano", se une al grupo después de vivir el TT Assen.
Ahora vamos a embarcar en el ferry que nos llevará hasta tierras nórdicas para continuar con nuestro viaje al Fín del Mundo

Aunque no todo son rosas... uno de nuestros amigos, Phil Read, tiene un incidente con su moto; sufrió una caída sin consecuencias físicas, se reincorporó de nuevo a la ruta pero sin retrovisor.

Ahora toca pasar las horas en el barco... ¡bebiendo unas birras seguramente mientras Enri nos explica el GP de Assen!. 


3 de Julio del 2007
Rostock -> Helsinki 

Después de más de 24 h metidos en el ferry, compartiendo espacio en el bar (no conversación) con los mastodontes del moto club finlandés "Los Cannoball" (más tarde nos enteraríamos que son extremamente peligrosos por Jami, nuestro amigo finlandés) ¡Por fin pisamos tierras finlandesas!

Desembarcamos en Helsinki, sobre las 5 A.M. (hora española) la noche allí es mínima; a las 2 de la madrugada apenas había oscuridad, y se podían admirar las tranquilas aguas del Mar Báltico, mostrando una llanura perfecta, prácticamente como si de una balsa de aceite se tratase. 

Nuestro desembarco es emocionante, nada más abrirse el portón del ferry, vislumbramos la silueta de nuestro amigo Jami (el amigo finlandés), su Yamaha R1 y de Facundo, el cámara de TVE que estaban esperando nuestra llegada pacientemente, por qué si una cosa tienen los nórdicos, es paciencia. 

Más tarde, nos dirigimos a la sede del moto club de Jami, a la que llegamos a primera hora de la mañana. Es un lugar muy auténtico y genuino, ¡motero total!, el cual ya quisiéramos para nosotros. 
Tiene una sala con una barra de bar, sus sofás, camas para los invitados y unos pequeños cuartos cerrados, donde cada uno de los miembros guarda su moto, herramientas y demás cosas; alucinante. 
Aunque si este era chulo, el de enfrente (la competencia) no era menos; todo lo contrario. Una enorme sala con varios sofás de piel, una pequeña barra de bar típico de Hawai con su techo de hoja de palmera y las motos aparcadas al lado... el paraíso. 

Después de descargar las maletas y refrigerarnos nos vamos ha visitar Helsinki (conocida por muchos como la "Doncella finlandesa"), y todo ello bajo la atención del cámara Facundo, que nos graba desde el coche de un amigo de Jami

Nuestras opiniones sobre esta ciudad escandinava son muy positivas, una ciudad rodeada de bosques, estepa y naturaleza, que supuran paz y armonía, brindándonos un día muy intenso y maravilloso. Nos vamos a unos 30 km de Helsinki a un lago que tiene embarcadero (imaginar lo grande que es) y donde en su restaurante degustamos una suculenta comida. La noche nos depara una sorpresa a "los chulitos españoles" (así nos llaman nuestros amigos finlandeses), NOS HEMOS QUEMADO por el sol, somos tan chulos que hemos ido todo el día sin chaqueta de moto y aunque la temperatura no es alta, el sol tiene la particularidad de que es más intenso en los rayos uva. 

Está noche por fin se unirá a nosotros Maite, a la cual irá a buscar al aeropuerto de Helsinki un amigo de Jami. ¡¡¡Ahora si que estamos todos los miembros del Moto Club Zona Estival!!!. 


4 de Julio del 2007
Helsinki -> ??????

Empezamos realmente el verdadero viaje al Nordkapp. Después de saborear la hospitalidad finlandesa de la gente de Jami en la sede de su moto club, preparamos nuestras monturas y nos ponemos en marcha. Al principio es una sensación rarísima, como de no estar realmente tan lejos como estas, pero pequeños detalles como el ir a repostar, y hacerlo en una gasolinera en la que pones tu tarjeta de crédito, cargas el depósito cuelgas la manguera y luego te da el ticket con el importe real, eso, eso solo pasa en Europa, que ha diferencia de aquí, se hace por las inclemencias del tiempo, mientras que aquí solo se haría para ahorrarse el sueldo de la persona de turno. 

De madrugada, por fin cruzamos el Círculo Polar Ártico (Napapiiri) después de hacer una extensa ruta de 930 kilómetros atravesando extensos bosques de coníferas, salpicados de un laberinto azul de lagos que se extienden por cientos y cientos de kilómetros. 

Aún tratándose de la noche, disfrutamos del astro rey, como si la noche allí no existiera, siendo un hecho extraordinario ya que el sol brilla durante setenta y tres días seguidos en verano, aunque calienta muy poco el ambiente. 

Durante el viaje quedamos prendados del paisaje por completo, y aunque el cuerpo no acusa tanto cansancio como era de esperar, seguramente debido a la luz de la que todavía disfrutamos, decidimos seguir el programa marcado horas antes, y que consistía en pasar noche en un par de bungalows que nuestros amigos finlandeses con toda la buena fe del mundo, han reservado sobre la marcha en un camping.
En ese momento nos damos cuenta realmente de las consecuencias de estar en el "el país de los lagos". Imaginaos: verano + lago + camping = mosquitos para parar un tren, y no exagero; dormir con la ropa puesta de moto para evitar a los mosquitos, o repostar gasolina con la visera cerrada por completo para evitar su entrada son algunas de las anécdotas "sufridas". Terrible, y más después de rodar durante casi 1.000 km, cosa que se nota en las caras de la gente, que no son más que otra cosa, aunque la luz solar nos diera un buen empujón, síntoma del cansancio de una durísima jornada. 


5 de Julio del 2007
?????? -> Nordkapp 
Después de toda una "noche de palmas" (dícese de estar toda la noche matando mosquitos con la palma de la mano), la cual no nos ha dejado descansar como deseábamos, cargamos nuestras monturas, desayunamos bien y nos ponemos en ruta para seguir con nuestra aventura. 

Pronto nos empezamos a cruzar en la carretera con los primeros Renos, los cuales probaríamos más tarde en forma de estofado en un hotel. Si, si, en un hotel. No es tan fácil encontrar un sitio para comer en esas latitudes y lo más fácil es recurrir al menú de un hotel, cosa que por otra parte por esos lares es muy común. 

Los nervios empiezan a aflorar; casa vez está más cerca la llegada del Moto Club Zona Estival al Nordkapp, ¡nos damos cuenta de que estamos a tan sólo 400 km!. La ruta pasará por Pello, que tiene unos preciosos bosques, las colinas ondulantes y las increíbles aguas cristalinas del lago Pellojärvi

También pasaremos por Alta, situada a orillas del Altafjorden, extendiéndose sobre grandes espacios rocosos en su curso desde la meseta hasta este fiordo. 

La llegada a Cabo Norte (Nordkapp) va con retraso, pero se acerca, y menos mal que caemos en que necesitamos cambiar Euros por Coronas Noruegas, ya que allí no nos los admitirán.
Al no encontrar ningún cajero y dar vueltas y vueltas perdemos muchísimo tiempo, el cual pagaremos más tarde. 

Alrededor de las 0:30 h de la madrugada disfrutamos todavía del famoso sol de media noche, pero no fue hasta las 2.00 h que vimos cumplido uno de nuestros sueños moteros, la llegada al ¡¡NORDKAPP!!, ¡Ya hemos llegado al fin del mundo!

Muchísimo frío y una niebla muy espesa hizo que el viaje fuera muy duro durante los últimos kilómetros. La niebla hizo además que una vez pasado el peaje de entrada el grupo se disolviese, realmente no se veía un pijo más allá de 5-10 metros.

Fue en ese momento cuando a Jami le invadió una enorme alegría (y creedme es muy raro verle así de eufórico), que dando saltos y corriendo entre la niebla nos arrastraba a Enri y a mí hasta la Esfera Armilar, cosa que sin darnos cuenta crearía molestias a miembros del grupo al no haber entrado todos juntos, que por otro lado es como debería haber sido, pero las circunstancias requerían disfrutar de la espontaneidad del momento al ver a Jami así. 

Por fin nuestro sueño se había hecho realidad, y aunque la niebla era muy intensa y no nos permitió ver el paisaje... (el Nordkapp esta situado en una gran punta rocosa sobre el Océano Ártico), Peter pudo pegar el adhesivo del Moto Club Zona Estival en la Esfera Armilar y realizar algunas fotos. 

Cenamos allí mismo (por los pelos, no en vano eran las 2 de la mañana) y entramos en calor. La verdad es que hacía un frío de narices, y la niebla ayudaba a aumentar esa sensación, además estábamos realmente cansados, pero contentos de estar allí. 

Algo mas tarde y con los nervios y la emoción aun a flor de piel por la intensidad del momento vivido, nos fuimos todos juntos a descansar en un camping precioso a 20 km... ¡el Camping mas al norte del mundo!


6 de Julio del 2007
Nordkapp -> Karigasniemi

Hoy realmente hemos descansado, los nervios ya no hacían de las suyas para conciliar el sueño y el bungalow estada muy bien acondicionado (como se nota que el frío no les gusta a los mosquitos). 

Hemos desayunado en el bar del camping y hemos subido nuevamente al centro neurálgico del Cabo Norte. Aunque el día no está abierto del todo, por lo menos disfrutamos algo más que la noche de ayer. Después de la visita al Nordkapp y de comprar el merchandising correspondiente es hora de empezar a volver, parando a comer en Honningsvåg, donde probamos la carne de ballena. 

Viajando con el sol de medianoche hasta las 00:40 h, llegamos a un precioso camping Lapon en Karigasniemi (en la frontera con Finlandia), la ruta es preciosa e increíble por los bosques de Laponia


7 de Julio del 2007
Karigasniemi -> hotel montaña 

Después de una noche loca en el pub del pueblo (eso mejor que os lo cuente Peter con una cerveza en la mano), desayunamos y salimos dirección Irani, de naturaleza salvaje y con un lago cuya extensión es de 1.050 km2., luego hacía Ivalo, un vasto y enorme parque natural, para más tarde rodar hasta Sodankyla, un municipio de 9.000 habitantes y 18.000 renos (ya sabéis que Finlandia es el país de los renos), desde dónde nos dirigimos hasta casa de Papa Noel ¡ROVANIEMI!, "El País de SANTA CLAUS", ¡El Corazón de la Laponia!, en la Península Escandinava y donde volvimos a sentirnos como niños cuando entramos en la casa de "PAPA NOEL (JOULUPUKKI)" ¡PRECIOSA, INIMAGINABLE, ESPECTACULAR... con un gran parque de atracciones, tiendas, y por supuesto el taller-casa de Papa Noel. 
La Casa esta justo en el límite con el Círculo Polar Ártico, cuya línea está pintada en el suelo de color blanco, y que por supuesto hemos pisado junto a nuestras incansables motos. 

De partida hacia su nuevo destino, Parikkala, el pueblo de Jami el tiempo era muy crudo, muchísimo frío y amenazando lluvia, la cual nos pilló en ruta, (parece mentira, en España con esos calores de pleno verano y aquí un frío espeluznante) así que hemos llegado empapados a un hotel precioso de montaña, donde una buena ducha, la sauna y la calefacción han conseguido que entremos en calor, una buena cena y mañana continuaremos el viaje hacia casa de Jami, a unos 500 km. 


8 de Julio del 2007
hotel montaña -> Parikkala

Después de descansar en el hotel y hacer una rápida revisión de niveles de aceite y engrasar cadenas, seguimos rumbo hacia Parikkala. Continúa haciendo mucho frío para la época en la que estamos, aunque según van pasando las horas mejora considerablemente. 

Sobre el medio día pasamos por el centro de Kajaami una ciudad preciosa con majestuosos paisajes donde la naturaleza combina a la perfección agua y tierra, fauna y flora hasta alcanzar una total armonía, así que no podemos resistir la tentación de ir parando como en tantísimos otros sitios para fotografiar tanta belleza. 

Muy cerca de casa de Jami, nos adentramos en una carretera estrecha y oscura, que entre enormes árboles nos llevará hasta la orilla del lago Simple

A las afueras de Parikkala (muy cerca de la frontera rusa), la preciosa casa escandinava nos permitirá descansar un día entero. La madre de nuestro amigo finlandés nos da la bienvenida a su hogar y nos acomoda en nuestras habitaciones. Mañana decidiremos a que vamos a dedicar el día. 


9 de Julio del 2007
Parikkala -> Jornada de descanso

Hoy es un día de descanso; una jornada tranquila en casa de Jami y sus alrededores para reponer fuerzas tanto físicas, como mentales y empezar a plantearnos las cosas a visitar de vuelta a Tarragona. 

Después de un copioso desayuno digno de un rey, preparado artesanalmente por nuestra anfitriona, unos decidimos a tomárnoslo verdaderamente como día de descanso, y solamente cogemos la moto para hacer la carretera de curvas de Jami (está como loco por pegarnos una repasada en su "circuito") y en visitar su pequeña ciudad y su pub. El día acompaña con un sol radiante pero no agobiante, disfrutamos en la terraza de unas cuantas cervezas finlandesas. 

Por otra parte Peter decide aprovechar el día en visitar Imatra, que está a unos 60 km, intentando buscar los resquicios del antiguo circuito urbano, que por cierto, es peligrosísimo y extraño ya que tiene forma cuadrada y está construido sobre las pistas de un antiguo aeropuerto y con pasos a nivel. 

Visita también la región del lago Saimaa que atraviesa el territorio Ruso dónde intenta entrar por la frontera. Imposible; la policía fronteriza rusa le da el alto ya que carece de visado, teniendo que volver hacía atrás. Finalmente hace un poco de pistas hasta llegar a "tierra de nadie" y hacerse la foto de rigor. No podía marcharse de allí sin intentarlo. 

Por la tarde-noche tenemos preparada una sorpresa de Jami and friends; ¡¡¡Nos vamos a la casa del lago!!!.
Al parecer es típico tener una pequeña cabaña de madera (en Finlandia casi todo es de madera), con sauna incluida, y como no, había que probar el significado de la palabra finlandesa más universal. 

Así pues nos llevamos los bañadores, nos metemos en la sauna (vaya pedazo de calor, insoportable) y acto seguido hay que darse un chapuzón en las aguas frías del lago, luego otra vez a la sauna y vuelta a empezar (esto tres/cuatro veces). 

La verdad es que como experiencia no está mal, pero no para tenerlo como hábito, pero lo que si que es bien cierto es que te quedas relajado, relajado... 

Luego unas cervezas nocturnas en la orilla del lago. Imaginaos; cerveza fresca, una buena hoguera y buenos amigos moteros,...esto es el paraíso. 

Mañana saldremos hacía Helsinki, dónde cogeremos un fast-ferry hasta Tallin (Estonia). 


10 de Julio del 2007
Parikkala -> Tallin (Estonia)

Día triste; hoy nos despedimos de nuestro gran amigo Jami, sabiendo que no es tan fácil que nos veamos en un corto periodo de tiempo. Emotivos abrazos, más abrazos y un gracias de corazón de todos nosotros, tanto a él, como a su madre y amigos. 

Después de hablarlo, decidimos salir en dos grupos, Phil Read, Maite y yo (Mike) salimos primeros, más tarde saldrán Enri y Peter, a sabiendas de que tendrán que enroscar el acelerador para llegar a la hora del ferry que Jami nos ha reservado vía internet para cruzar hasta Tallin (Estonia). 

Phil, Maite y yo ruteamos tranquilamente confiando en que un ritmo normal nos llevaría a la hora al puerto de Helsinki, pero no caímos en que precisamente al ser la capital y tener el puerto más importante de Finlandia el tráfico sería agobiante y lento. Decidimos incrementar el ritmo, excesos de velocidad, adelantamientos en línea continua... 

Entonces es cuando por nuestro retrovisor vemos el faro de una moto que nos sigue y aguanta el ritmo, ¡¡Anda; uno igual que nosotros!!, ¡¡Pues NO!!. Resulta que ha diferencia de España, los policías moteros van solos. ¡¡Ya te cagas!!, hacía como 20 minutos que lo llevábamos detrás viendo todas las infracciones que hacíamos y aguantando pacientemente a ver si se nos pasaba el "siroco".

Al final nos adelanta con la sirena puesta y nos indica que paremos en el arcén. El tío va con un mono de piel de la policía chulísimo, inmaculado y con su radar; si, si, su radar, que montado en la moto indica 140 km/h. 

Puffff!!! esto es cárcel Phil, de aquí no nos movemos. 
Nos hacemos los tontos con el inglés, pero al final nos dibuja en un papel que nos ha parado por ¡¡¡¡¡adelantar en línea continua!!!!!. No nos lo podíamos creer, ¿y de los 140 km/h, qué?. 

A todo esto llega la furgoneta de atestados y un coche de policía.
Joder, joder, joder, la que hemos liado Phil, la que hemos liado,.... 
Bueno, bueno, vamos a la cárcel de cabeza pensamos hacía dentro. 

Después de preguntarnos que oficio ejercemos, ingresos, número de hijos, etc, etc, miran una tabla y nos dicen la cuantía de la multa. ¡¡¡¿Quééééé?!!!, ¿Me estas diciendo que según tus ingresos, etc, etc, así es de grande la multa?. 
Déjame Phil, ahora me toca a mí. Gano 600 €, no estoy casado, ni tengo hijos, ¡¡¡80 € de multa!!!. 

Phil salta inmediatamente, queremos pagársela YA que nos tenemos que ir al ferry, que no llegamos. 
¡¡¡NOOOOO!!! dice el policía jefe (había llegado en coche). Tienen un mes para hacer un ingreso en la cuenta del Banco Finlandés desde que lleguen a su país. ¿¿¿¿????, pero, pero,...esto no está sucediendo, no puede ser, ¿nos podemos ir, así y ahora?. Si, si, marchen y portensé bien. 

Arrancamos nuestras motos, subimos y nos largamos con la boca abierta durante muchos, muchos kilómetros estupefactos de lo que allí había sucedido. 
Al final volvemos a la realidad, hay que darle gas que no llegamos, al final Peter y Enri nos habían alcanzado y todos juntos llegamos al embarcadero del fast-ferry. 

Partimos en el ferry, dejando atrás aquel magnífico país escandinavo, ahora nuestro destino es Tallín (ex-república rusa), capital y principal puerto marítimo de Estonia. La ciudad es preciosa, sus jardines bien cuidados y llena de naturaleza, calles, mujeres, edificios,... su costa es elegida por los muchísimos rusos para pasar sus vacaciones, y de las tres ex-repúblicas rusas del Báltico, es quizás la más occidentalizada. 

Pasaremos noche en un hotel de la capital y cenaremos en la plaza más famosa de la ciudad, luego visita nocturna al casco antiguo y reportaje fotográfico. 

Mañana tenemos que cruzar todo el país para llegar a Letonia


11 de Julio del 2007
Tallin (Estonia) -> Riga (Letonia) -> Vilnius (Lituania) 

Con apenas descansos, todo es ruta y visitas, nuestro amigo Phil (recordemos que tiene 65 años), ya cansado, ha decidido acabar con éste viaje tan intenso y coger un ferry desde Tallín hasta Alemania para seguir con su vuelta el sólo. Nos despedimos de él y esperamos verle dentro de pocos días en Tarragona.

El día es gris y lluvioso, parece que el cielo quiere hacer más emotiva nuestra visita al memorial de Joey Dunlop. Nos hemos dirigido hacía el circuito urbano de Tallin, dónde "El Rey de la Isla de Man", falleció en el año 2.000 a los 48 años de edad en un grave accidente cuando iba en segunda posición con una 125 c.c. 
Incomprensiblemente cayó en un tramo muy rápido (a día de hoy todavía se desconocen los motivos), saliendo despedido hacía un lateral y chocando contra un árbol. Falleció al instante.
Hoy en día el árbol todavía muestra marcas evidentes del impacto, y la verdad, emociona mucho pensar en lo que antes hacían los que amaban las carreras de motos urbanas: Verdaderos pilotos, verdaderos héroes. 

Joey era considerado como imbatible, por eso es uno de los héroes legendarios. Nació en Irlanda del Norte y participó durante 25 años en el Tourist Trophy en la Isla de Man, del cual ganaría 23 de las 93 carreras en las que participó.

"Yo nunca quise ser una superestrella. Sólo quiero ser yo mismo. Espero que así es como me recuerde la gente".
Joey Dunlop, King of the Roads (1952-2000)

Todavía con la piel de gallina y bajo la lluvia, nos ponemos en marcha y cruzamos Estonia para entrar a mediodía en Letonia, país de llanuras bajas pobladas de extensos bosques, que eran famosos por ser la ruta de los Vikingos hacia Grecia, mencionada en las rutas antiguas. 

Paramos a comer cerca de su capital, Riga, que es la mayor ciudad de los tres estados Bálticos
Ya en Riga nos quedamos alucinados; casi todo el pavimentado del suelo del centro de la ciudad es de adoquines en un estado más que dudoso, y si a eso le sumas las peligrosas vías del tranvía, un tráfico digno de una capital, imaginad lo que es circular en moto. En uno de los semáforos conocemos a un motero "nativo", que amablemente nos enseña algo de la ciudad y que con su Honda Transalp nos ayudará a salir de la ciudad para cambiar de país una vez más, está vez hacía Lituania

Después de dejar atrás la caótica, pero a la vez fascinante ciudad de Riga, llegábamos por la noche a Vilnius (capital de Lituania), dónde lo primero que nos llama la atención es la cantidad de coches de alta gama que vemos; Lexus, BMW, Mercedes, incluso Infinitis,... eso si, casi todos con los cristales tintados de negro, cosa rarísima y de razonablemente dudosa respetabilidad, ya que no es precisamente un país con tanto sol como para llevarlos oscurecidos ¿no?. 

Acabamos en un precioso y carísimo hotel en el centro (120 € la habitación), pero es que era muy tarde, estábamos cansados y no encontrábamos otra cosa más económica. 
Una buena ducha de hidromasaje y un colchón de látex hacen que descansemos 100% para recuperar fuerzas en lo que ya pronto se avecina como el final de nuestro viaje. 


12 de Julio del 2007
Vilnius (Lituania) -> Polonia 

Hoy tenemos buen tiempo, un sol radiante que nos anima a levantarnos pronto y patear por toda una ciudad que posee un centro histórico muy amplio y reconocido como Patrimonio Mundial de la UNESCO
Alucinante; sus preciosas calles, las iglesias, el teatro, los mercadillos llenos de símbolos de la URSS, medallas, gorros, banderas,.... hacen que nuestra visita a Vilnius haya valido la pena. 

Al mediodía y ya con las motos cargadas, entrábamos en el Centro Geográfico de Europa, como se dice "en tó er medio", dónde nos obsequian con un diploma por haber visitado el parque. 

Maite, Enri, Peter y Mike (recordamos que Phil ya está camino de Alemania vía ferry) ponemos dirección a Polonia, cruzando por carreteras de bosques que nunca se acaban y alucinando al acercarnos a la frontera de Polonia, el ambiente que allí se respira evoca a tiempos pasados de la II WW. En Vilnius conocimos a un par de Eslovacos que se han unido a nosotros dado que coincidimos con la ruta. 

Nuestro siguiente destino es Varsovia, capital de Polonia, la cual se encuentra en el centro del país, llena de contrastes donde coexisten en las calles monumentos históricos y una arquitectura moderna, pero durante la comida Maite y yo, decidimos que queremos ganar un día de descanso en Tarragona, y comunicamos a Peter que no proseguiremos con el viaje a Auschwitz, además no nos apetece para nada visitar un sitio que inspira tanta miseria y bajeza del ser humano

Enri se desviará hacia Alemania para intentar pasar por Luxemburgo, ya que curra el lunes y tiene el tiempo muy justo dada la enorme distancia que hay hasta Sevilla, así que nos uniremos a él, solo que Maite y yo nos desviaremos hacía Berlín

Llega el momento; el grupo se vuelve a separar. Enri, Maite y yo intentaremos cruza toda Polonia de Este o Oeste, mientras que Peter seguirá con los dos Eslovacos hacía el centro de Polonia, quien seguirá viviendo con mucha ilusión la ruta inicial marcada y se dirigirá a Varsovia, una ciudad preciosa pero a la vez intimidante, ya que la gente de ése lugar no respeta para nada la conducción en las carreteras, cada uno hace lo que quiere. A partir de éste momento tendrá que hacerse un promedio diario de muchísimos kilómetros, si quiere continuar con las visitas programadas. 


13 de Julio del 2007
Polonia -> Berlín/Luxemburgo/Varsovia 

Después de encontrar hotel/pensión en un pueblecito de Polonia por muy poco dinero, con cena, cama y desayuno incluido, Enri, Maite y yo ponemos rumbo hacía Alemania, cruzando toda Polonia

Peter, por su parte, pasó noche en Varsovia y continuó su aventura hacia Auschwitz. Ruta dura visitando su campo de concentración, fue el primero en crearse en el año 1940. 
Visitarlo requiere una preparación previa. Es un monumento al dolor, por lo que allí es lo que se sentirá, es algo impresionante y su recuerdo más inmediato dura durante días. Como dato comentar que se creó un año antes de comenzar la tristemente famosa "solución final de la cuestión Judía" es decir EL EXTERMINIO de los Judíos en Europa
Su visita le ha resultado brutal y espeluznante. 

También ha visitado Wadovice situada a 40 km de Auschtwitz, es sin ninguna duda una de las villas más famosas de toda Polonia, por que en ésta pequeña aldea nació Karol Józef Woijyla (Juan Pablo II)
Peter siguió su ruta hacia la entrada de la preciosa Eslovakia, un país lleno de castillos y dormirá, en Trenzin, camino de Bratislava (capital de Eslovakia), que se haya junto al río Danubio, cuna y corazón de occidente. 

Después de comer muy pronto, Maite y yo nos despedimos de Enri, el cual se desviará hacia Luxemburgo donde pasará noche. Nosotros llegamos a Berlín alrededor de las 15 h, visitamos la ciudad durante varias horas y por la tarde-noche ruteamos unos cientos de kilómetros más, parándonos a dormir en un pequeñísimo pueblo alemán por donde pasaban cientos de motos camino del GP de Sachsenring (lástima de no disponer de un día más). 


14 de Julio del 2007
Berlín/Luxemburgo/Varsovia -> Barcelona/Francia/Salzburgo 


Enri se enchufaba desde Luxemburgo hasta la frontera española, dónde llegaba sobre las 00:45 y llegaba sobre las 2.30 h. a la casa de Nauta, un amigo suyo de Barcelona. Llegó tardísimo y había que contar todo el viaje, así que hoy ha salido tarde, llegará nuevamente entrada la noche a Sevilla con apenas ocho horas para incorporarse al trabajo. 

¡ENHORABUENA ENRI! ¡Lo conseguiste! fuiste el primero en salir y el primero en llegar con una experiencia inolvidable. 

Peter, al pasar por Salzburgo (Austria) visita el circuito de Salzburgring situado a unos 15 km. de la capital, metido entre montañas y en un lugar increíble. Este circuito Austriaco-Alemán de 4.238 km. está dispuesto en forma de velódromo pero con la pista a diferentes niveles, carente de instalaciones necesarias y donde se alcanzaban velocidades vertiginosas rozando un guardarrail que rodea ésta rapidísima pista. 

Sobre las 00.00 h y después de un día muy largo, ya ha pasado Mónaco, y aunque quería seguir ruta durante gran parte de la noche, ya le es imposible por el cansancio acumulado, así que descansará un poco para poder continuar el viaje mañana. 

Por otra parte Maite y yo, nos levantamos tranquilamente sin prisas y seguimos cruzando toda la aburridísima autopista francesa, dónde ya notamos el calor sofocante del sur de Europa. Mientras que Enri y Peter se han tenido que enchufar horas y horas de pilotaje, nosotros vamos más relajados y pausados, también debido a que el neumático trasero está a punto de decir ¡¡¡Basta!!!, haciendo simplemente que los kilómetros pasen. 

Decidimos pararnos a media tarde en un Etap de la autopista: nos refrescamos, caminamos un rato, cenamos y mañana por la mañana tranquilamente seguiremos hasta llegar a lo que fue nuestro punto de partida: la Rambla Nova de Tarragona

Este excepcional viaje-aventura realizado por un grupo de buenos amigos motards ya está llegando a su fin. 


15 de Julio del 2007
Barcelona, Francia y Salzburgo -> Sevilla, Tarragona y Salou 

¡FINAL DE UN SUEÑO HECH0 REALIDAD! 

Éste fantástico y alucinante viaje al NORDKAPP hoy ha terminado, lo conseguimos ¡han sido dieciséis días llenos de emoción hasta el final!. 

Enri finalmente llegó sobre la 1.00 h; aunque tuvo un enorme susto a unos 250 km de casa. Se le cruzó un perro en la carretera y ha sido un milagro que no le pasara nada. Ahora lo que más echa de menos son "las noches de Laponia"

Maite y yo llegamos según lo previsto a la Rambla Nova de Tarragona, dónde nos hacemos la foto de rigor al haber echo las bien echas. El neumático las ha pasado canutas con estas calores y nosotros con él, y aunque bastante preocupados por la incertidumbre de saber si llegaríamos con él o no, hemos ido avanzando hasta nuestro destino final. 

Aunque el viaje a sido espectacular, también agradecemos estar en casa, han sido muchos kilómetros, muchas horas encima de la moto, mucha calor los últimos tramos...¿y ahora?, ahora queda descansar, reponerse y explicar a los amigos la aventura con una cerveza bien fría.

Mientras tanto Peter, que anoche apenas durmió cinco horas y que tuvo que parar entre camiones para echarse en la hierba en un área de servicio porque se le cerraban los ojos, arrancaba la True Blue de nuevo a las 5:15 h parando para desayunar sobre las 10 h cerca de Nîmes (Francia)
Hoy sólo ha visto desde su moto y por la autopista un precioso amanecer, pasando ya por tierras de Girona sobre las 16 h y alrededor de la 19 h y 1.100 km de un tirón entra en su casa, donde por fin después de ésta dura ruta contra reloj, descansa merecidamente, ya que él también tiene que trabajar mañana. 

Éste grupo de motards aventureros hemos conseguido todos juntos llegar donde nos habíamos propuesto y con éxito de que ha sido en el tiempo establecido. 
A todos los que habéis leído ésta crónica, os animamos desde el Moto Club Zona Estival a que realicéis este viaje, a que lo compartáis con nosotros y si no es este mismo, a que realicéis vuestro sueño motero. 


See you on the road.